Según indicó el gerente Henry Lizcano Parra, el reconocimiento de la reconocida firma calificadora a EMPITALITO E.S.P, es fruto del intenso trabajo que realizan los distintos equipos que se conformaron desde los primeros meses del año en aras de posicionar a la empresa como un operador y prestador de servicios con Calidad Total proceso que se ha venido dando gracias a decisiones administrativas responsables y técnicas.

Las Empresas Públicas de Pitalito, Empitalito E.S.P, dieron a conocer que la calificadora internacional de riesgos Fitch Ratings, otorgó el rango B+ (Col) y B (Col, como calificación en reconocimiento al desarrollo de procesos que realiza la empresa basados en la eficiencia y el ahorro de sus recursos.

Cabe destacar que es la primera vez que a una empresa prestadora de servicios públicos en la región, es calificada con una perspectiva estable, lo que indica que a corto y largo plazo le permitirá a EMPITALITO E.S.P, la posibilidad de desarrollar planes de inversión estratégicos y la capacidad de acceder a productos financieros vía crédito para desarrollar proyectos a futuro, es decir, que ahora tiene una mayor capacidad de endeudamiento.

    De acuerdo con la calificadora internacional que tiene sedes en Nueva York y Lóndres, este reconocimiento se da gracias a que la generación de ingresos ha sido relativamente estable y predecible a lo largo del tiempo, la cual se benefició de la adopción de una nueva metodología tarifaria impuesta en el año 2016. Así mismo, consideran una ejecución de inversiones oportunas que ha dado como resultado una mejora en los indicadores operativos de la empresa, principalmente los relacionados con pérdidas de agua.

Según indicó el gerente Henry Lizcano Parra, el reconocimiento de la afamada firma calificadora a EMPITALITO E.S.P, es fruto del intenso trabajo que realizan los distintos equipos que se conformaron desde los primeros meses del año en aras de posicionar a la empresa como un operador y prestador de servicios con Calidad Total, proceso que se ha venido dando gracias a decisiones administrativas responsables y técnicas.

Por su parte, las calificaciones están limitadas por un impacto negativo esperado en los niveles de recaudo y, por ende, en la generación de flujo de caja operativo como resultado de la contingencia sanitaria por coronavirus. Igualmente, las calificaciones toman en cuenta una infraestructura relativamente vulnerable, principalmente frente a la captación de agua y tratamiento de aguas residuales, para la cual será necesario ejecutar un plan de inversiones exigente. Esto requerirá de endeudamiento nuevo, lo que daría como resultado un incremento significativo en las métricas de apalancamiento para los próximos años.

Fuente de la información: LA VOZ DE LA REGIÓN