Uno de lugares del hogar que tiene mayor riesgo de convertirse en un criadero del Aedes Aegypti, mosquito que transmite el dengue, es en las albercas y tanques en los que se almacena una gran cantidad de agua para diferentes usos domésticos.

Es importante recordar que a estos vectores les gusta reproducirse en las paredes de los estancamientos de agua limpia y que cada hembra tiene la capacidad de poner aproximadamente 200 huevos por día.

En su constante labor de prevención de este virus, la Secretaría de Salud Municipal ,realiza un llamado de atención sobre la importancia de limpiar estos reservorios de agua, para lo cual propone el “Método de la Untadita”.

Ingredientes:

-5 cucharadas de cloro.
-5 cucharadas de jabón.

Preparación:

-Combinar los ingredientes hasta que se genere una pasta.
-Cepillar profundamente la alberca con la mezcla producida previamente.
-Deje actuar esta sustancia por aproximadamente 15 minutos.
-Enjuague las paredes y piso de la alberca con abundante agua.

Evitar que los lotes desocupados se conviertan en focos de infección, eliminar los objetos inservibles que puedan acumular agua, tapar los sumideros y estaques en los exteriores son algunas de las recomendaciones para mitigar el riesgo de que el dengue se propague en su hogar.

La Secretaría de Salud, reiteró su invitación a hacer un pacto por el barrio, promoviendo de manera conjunta la adopción de hábitos que prevengan la aparición y proliferación de enfermedades que pongan en riesgo la vida de las familias y los vecinos.