Conecta con nosotros

SALUD

Enojarse media hora al día es bueno para la salud

Published

on

Un estudio afirma que tener 30 minutos de rabia al día es bueno para la salud.

El estudio fue realizado por Eduardo Calixto, un médico en México del Instituto Nacional de Siquiatría de México tras un estudio a 60 personas. Con este estudió determinó que media hora de rabia al día es bueno para la salud, ya que esta situación favorecería al corazón y al cerebro producto de que esta emoción fortalece y oxigena el organismo.

“Enojarse media hora al día es bueno para la salud, porque se da una mayor producción de dopamina que es una hormona que estimula el cerebro y produce una excitación en las neuronas”, concluyó el neurobiólogo.

Publicidad

Según explicó el especialista el enojo ayuda que algunos órganos se activen, pero debe ser sólo momentáneo, ya que si la rabia se extiende puede ocasionar “un efecto contrario y perjudique nuestra salud”.

Lo que hace el sentimiento de rabia es permitir resolver de mejor manera un problema y aumenta la dopamina (incrementa la frecuencia cardiaca) y la noradrenalina (mejora la condición física frente a un conflicto).


SUSCRÍBETE A NUESTROS BOLETINES

NOTICIAS

Mujer toca el violín mientras le extirpan un tumor del cerebro

Published

on

Dagmar Turner, británica de 53 años, tocó el violín e interpreto la melodía de “Bésame Mucho” mientras los cirujanos le extraían un tumor cerebral.

Imágenes de Internet

Aunque la operación fue realizada por el King’s College Hospital de Londres desde el pasado 31 de enero, las imágenes se hicieron vírales en los últimos días.

En el vídeo, que impresionante, se observa como la mujer toca el violín mientras los cirujanos le realizan la operación. A través de un comunicado, el hospital explicó que mantuvieron despierta a la paciente y le pidieron que tocara el instrumento para asegurarse de que las partes de su cerebro que se encargan del movimiento de las manos y la coordinación, no sufrieran daños accidentales

Publicidad
Fuente el tiempo

SUSCRÍBETE A NUESTROS BOLETINES

Continuar Leyendo

NOTICIAS

Pautas para enseñarle a los niños y niñas que nadie puede tocar su cuerpo

Published

on

El abuso infantil o abuso sexual se ha convertido en un hecho alarmante en el mundo entero y los padres necesitan información que les permita proteger a sus pequeños.

Fuente: NARANXADUL

Antes las recientes y desgarradoras noticias, en donde las principales víctimas son los más pequeño, es importante que los padres se mantengan atentos a los signos que desvelan que su hija o hijo puede estar sufriendo de abuso sexual.

También es fundamental que instruyan a los niños desde una edad temprana para detectar este tipo de situaciones y prevenirlas.

Existen algunas pautas que pueden ayudarte y aquí te las compartimos.

  • Habla con él/ella de manera abierta y directa sobre las diferentes partes del cuerpo, sus funciones, sus formas. Utiliza los nombres correctos de cada una de sus partes. Conversa sobre la diversidad de los cuerpos y de los cambios que se producen en él a lo largo de la vida. Explica que los cuerpos tienen distintos colores, tamaños, talentos, limitaciones, que hacen a cada persona única y especial. Intenta no poner toda la atención en cánones estéticos y enséñale a aceptar, validar y disfrutar de su cuerpo y de los cuerpos ajenos. Cambia el “¡Qué nariz más bonita!” por “¡Qué bonita esta nariz que te permite oler muchísimas cosas agradables!”.
  • Enséñale a cuidar su cuerpo. El cuerpo es el medio a través del que nos conocemos y experimentamos el mundo y, por eso, es importante que decidamos cuidarlo. Intenta que adquiera autonomía en las conductas de higiene y autocuidado: comer sano, practicar ejercicio, asearse… Porque son conductas de cuidado y agradecimiento al cuerpo. Prueba a cambiar el “Hay que ducharse, te pongas como te pongas” por “Nos duchamos para que nuestro cuerpo esté limpio y sano”.
  • Permite que exprese sus dudas y curiosidades, sin censurarlo. Procura adecuar la información a la edad y características de tu hijo/a. Ante la pregunta “- ¿Por qué tienes pelos en las axilas?” en lugar de contestar “hay que ver, ¡en qué cosas te fijas!” prueba a decir – Porque cuando nos hacemos mayores suele salir vello en el cuerpo”. Crear un clima de confianza facilitará que cuente con tu ayuda en caso de necesidad.
Publicidad
  • Facilita a tu hijo/a el descubrimiento y reconocimiento de las sensaciones agradables y desagradables que aporta el cuerpo. Los besos, las caricias, los abrazos, la distancia, los olores, sabores, el dolor … Cada persona tiene unas sensaciones en su cuerpo y nos ayudan a identificar lo que nos gusta y lo que nos disgusta, lo que genera cercanía o distancia. Procura no evaluar o juzgar los gustos de tu hijo/a y acepta su derecho a vivir su cuerpo a su manera. En lugar de “¡Qué frío/a eres!” dile “A mí me gustan los abrazos, pero entiendo y respeto que a ti puedan no gustarte”.
  • Respetando sus gustos y opiniones, le ayudas a identificar y aprender a actuar en situaciones de abuso. Si te dice “- ¡Qué asco! No me gusta que me limpies las legañas con tu saliva”, en lugar de contestarle “Anda, déjate de tonterías, ¡que soy tu madre/padre!” puedes decirle – “Perdón hijo/a, no sabía que no te agradaba, a partir de ahora, no lo haré. Gracias por decírmelo”).
  • Con el cuerpo realizamos acciones públicas y privadas y tu hijo/a necesita aprender a reconocer y utilizar los comportamientos adecuados a cada situación.  Mientras los niños y niñas son bebés, no existe diferencia entre lo íntimo y lo compartido, pero han de ir aprendiendo a diferenciarlo progresivamente. Respeta su espacio y acciones íntimas y privadas (orinar y miccionar, ducharse, cambiarse de ropa, etc.) y pídele que respete las tuyas y las de los demás (que se acostumbre a llamar a la puerta antes de entrar al aseo si hay alguien dentro, a respetar que pueda haber personas que se sientan incómodas si se sienten observadas mientras se cambian, etc.).
  • Como cada cuerpo es distinto y cada uno/a puede tener diferentes sensaciones (agradables y desagradables, cómodas e incómodas) y distintos límites de privacidad, los niños y niñas han de aprender a respetar los límites propios y de los demás. Enséñale a decir NO y a respetar el NO de los demás. Explícale que las personas podemos decidir quién, qué, cómo y cuándo tenemos contacto con otros cuerpos y nadie puede obligarnos a hacerlo si no lo deseamos ni decidimos. Intenta no exigirle hacer cosas que no quiere y déjale decidir. No temas que parezca maleducado/a. Si no quiere dar besos, está en su derecho, explícale que cuando se llega a un sitio se saluda, pero puede decidir cómo hacerlo.  ¿Acaso los adultos damos besos a todas las personas a las que saludamos? Cambia el “Da un beso” por “Saluda”.
  • Los niños a veces no reconocen las formas y partes del cuerpo apropiadas e inapropiadas de tocar. Explícale que nadie le puede obligar a hacer algo que le haga sentir mal, ni él/ella puede obligar a otros.  La ropa interior es un límite claro y fácil de recordar. “Nadie, excepto papá y mamá cuando te ayudamos, o los médicos cuando te curan, puede tocarte ni pedirte que le toques las partes del cuerpo que están tapadas por la ropa interior”.
  • Muéstrale que puede contar contigo para ayudarle en caso de que alguna persona no le respete. Si detectas que se siente incómodo/a en alguna situación, háblalo y ayúdale a afrontarlo de manera asertiva. Si lo consideras oportuno, no dudes en intervenir y no temas parecer un padre/madre maleducado. Por ejemplo, si alguien le ofrece un caramelo a cambio de un beso, puedes decirle que “Los besos no se cambian por cosas” y explicarle que, si enseñamos a los niños y niñas a cambiar afectos o conductas por cosas, flaco favor les hacemos de cara a prevenir situaciones de abuso. 
  • Ayúdale a identificar quiénes son las personas de confianza de la familia y las de fuera de ella (su maestro/a, por ejemplo). Anímale a que pida ayuda si lo necesita y dile que hacerlo es una conducta de valientes.

Fuente: GuíaInfantil.com


SUSCRÍBETE A NUESTROS BOLETINES

Continuar Leyendo

SALUD

La importancia de decir “Te quiero”

Published

on

Una profesora de psicología y Neurociencia comprobó cómo las emociones fortalecen la creación de recuerdos, incluso para pacientes con pérdida de memoria.

La profesora de Psicología y Neurociencia en el Center for Neural Science de la Universidad de Nueva York publicó su investigación en el libro ‘Cerebro activo, vida feliz’ explica los mecanismos neuronales beneficiados por el ejercicio físico y consejos para mantener un cerebro saludable.

En la presenta conversación, la experta explica que no se trata solo de actividad física y buena alimentación. Wendy Suzuki comprobó en su propia familia cómo las emociones fortalecen la creación de recuerdos, incluso para pacientes con pérdida de memoria como lo fue su padre.

Publicidad
fuente: bbva

SUSCRÍBETE A NUESTROS BOLETINES

Continuar Leyendo

Tendencias